inicio  |  al día  |  entretenimiento  |  blog personal  |  tu página  |  contacta con nosotros  |  más...

 

Querido candidato...

hablar por comentar > actualidad

estás en "actualidad"...

en portada

todas los artículos

Mira también...

"aprendiendo a escribir el currículum perfecto"

compartir este artículo

apúntate al boletín mensual

 

Una entrevista de trabajo no es personal

 

lee este artículo
en inglés

 

Fuente ©
"Survive the interview stumpers"
Beth Teitell
The Boston Globe magazine (aug '07) Traducido al castellano por Gabriel Buj

 


     La experiencia va otorgando tranquilidad y seguridad a aquél que opta a un puesto de trabajo y se enfrenta a una entrevista, dado que en muchos casos suelen ser parecidas: "¿tienes la experiencia y capacitación que pedimos? ¿Estás motivado? ¿Encajarás en el puesto?". Aun así, siempre hay unas preguntitas que nadie se espera, o que sí se esperan pero resulta bastante complicado saber qué contestar para no meter la pata. En las entrevistas de trabajo de países orientales es común escuchar preguntas como "¿Cómo moverías una montaña? ¿Cuál es tu color favorito? ¿Y tu animal favorito? ¿Qué harías si estuvieses encerrado en una habitación blanca sin ventanas?" Todas estas preguntas pretenden sacar información sobre tu personalidad, sobre cómo tratas a los demás, y cómo reaccionas ante una crisis. Un artículo publicado en el Boston Globe Magazine propone unas respuestas prácticas, basadas en el libro de Mary Shapiro, a las cinco preguntas más difíciles a las que se enfrenta un candidato.

1. Háblame de ti...
Esta pregunta tiene que estar preparada, aunque algunos no la tienen, pensando que ya se les ocurrirá algo sobre la marcha, e ignorando que esta pregunta es estratégicamente importante. Es aconsejable que la gente diga un par de frases sobre su educación y su carrera, y luego vayan al grano, a lo que le interesa escuchar al entrevistador. Es una buena idea crear seis historias que puedas contarle, para luego poder elegir la que más encaje en la situación, porque la gente se acuerda de las historias, y más si esas historias demuestran alguna habilidad...

2. ¿Qué sueldo quieres recibir?
Normalmente esta pregunta aparece durante la primera conversación telefónica, incluso antes de ser invitado a una entrevista. En realidad están tratando de excluir aquellas personas que piden sueldos fuera de los límites. Para evitar caer en una trampa desde el principio, puedes contestar cosas como "Estoy abierto a cualquier tipo de negociación", o "Depende de cómo sea el trabajo que desempeñaré", o incluso "Estoy interesado en todo el pack, no solo en el sueldo".

3. Observo que ahora mismo no tienes empleo, ¿por qué?
Sé honesto, es importante. Si tu trabajo era poco valorado, afírmalo; si cogiste un tiempo libre para cuidar de un bebé, o estar con una madre enferma, dilo; si te despidieron, comenta qué fue lo que hiciste mal "no entregué esto a tiempo, y eso que he aprendido de la situación...".
Asegúrate de comentar que has aprendido a no cometer el mismo error. Pero nunca digas cosas del estilo de "no me gustaba mi jefe", o "la empresa hizo recortes de personal" cuando no es verdad, porque es probable que el entrevistador se comunique con tu antigua empresa.

4. ¿A qué dedicas tu tiempo libre?
El peligro de esta pregunta radica en que termines dando información que el entrevistador no puede preguntar por ley, hablando de la familia, de la tendencia religiosa, de si haces trabajos voluntarios (y averiguará la tendencia política), que puede dar lugar a evidencias que demuestren que no vas a estar disponible para él 24 horas. La mejor respuesta es comentar "quiero afirmar que, a pesar de tener una vida activa fuera del trabajo, puedo aportar el 100% de mi rendimiento". Algunas veces es conveniente indicar algún hobbie que esté relacionado con el puesto, pero cuidado con la posible competencia que esto pueda acarrear.

5. ¿Porqué deberíamos tenerte en cuenta si tu experiencia es en otro área?
Tus respuestas deberían estar encaminadas a enseñar las competencias que pueden ser transferibles y a cómo te has preparado para este cambio. ¿Qué cursos has hecho? ¿En qué compañías has estado? También deberías estar al día de la industria, lo que requiere bastante lectura y conversación con gente del área. Durante la entrevista, asegúrate de que hablas en la jerga particular del área, que estás al día, etc.


Comentarios (2)
Claudia 21/12/2011 00:26
Faltaría la pregunta que me hicieron a mí en la última entrevista, que es: ¿Que impresión has tenido de la empresa al entrar?

Ruben Ceballos 21/07/2011 04:30
E participado en muchas entrevistas de trabajo y es verdad que con el pasar de las experiencias se te hace más fácil una entrevista pero es necesario aprender un poco más y utilizarlas como estrategia y me parece esto perfecto para utilizarlo.
 

¡Opina sobre este artículo!

valoraciones (11): 4,0/5
muy bueno  

muy malo

     

 

tu nombre

tu comentario
escribe aquí :

todos los derechos reservados ©  |  anunciantes  |  privacidad  |  ayuda